SERVICIO DE ALIMENTACIÓN ANIMAL

 

Las explotaciones agrarias, como cualquier otra empresa, no solamente tienen que enfrentarse al reto de llegar a un equilibrio entre sus objetivos de producción y los medios con los que cuentan para alcanzarlos, sino que están enormemente influenciadas por los distintos cambios que se producen en la sociedad.

 

Así, es una realidad que la mano de obra en las explotaciones es cada vez más escasa, debido a que los núcleos familiares son cada vez más reducidos y la situación laboral actual deriva hacia una diversificación de tareas de los integrantes de estos. También es evidente que la adquisición de máquinas de alto rendimiento representa unos altos costes de adquisición y de amortización que, junto con el problema de la falta de mano de obra para manejarlas, hacen que muy pocas explotaciones puedan adquirirlas de forma individual.

 

Por otra parte, la evolución de la producción lechera en los últimos años siguió una línea de intensificación, donde el conocimiento de la nutrición animal apunta a sistemas de alimentación con raciones completas únicas, correctamente equilibradas. Asi mismo, en el mundo de hoy en día, toda la gente, y entre ella nuestros ganaderos, aspiran a un incremento en su calidad de vida, con mayor tiempo libre y de ocio.

 

Como respuesta a esta nueva realidad surgieron iniciativas de trabajo conjuntas bajo la tutela de MELISANTO, destacando el Servicio de Alimentación integral que para su funcionamiento fueron adquiridos tres carros mezcladores de 16 metros cúbicos de capacidad que son manejados por personal de la cooperativa.

© 2016 Melisanto S.C.G.